Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Condescendiente para hacer las tareas

Fragmento de W. Giegerich

extraído de Giegerich W. (2013). Neurosis. The Logic of a Metaphysical Illness. New Orleans: Spring Journal Inc.

Un paciente y su esposa esperan a los visitantes que se quedarán a dormir. Su esposa le pide que haga ls camas de los huéspedes . Él dice: " Sí, lo haré . " Pero antes de hacerlo, compulsivamente pasa a hacer otra cosa, como tocar el piano. No es que él hubiera tenido la intención  antes de practicar el piano en este mismo momento y que la petición de su esposa hubiera llegado de forma inesperada en el camino. No, si esta solicitud no hubiera pasado, podría haber continuado leyendo el periódico o hacer alguna otra cosa.

¿Qué fue entonces lo que le hizo primero tocar el piano en lugar de hacer de inmediato las camas? Hacer las camas era un trabajo desagradable, trabajos de baja categoría, y el hecho de que le pidan que haga este trabajo de baja categoría le ofrece una maravillosa oportunidad de construir y celebrar la libertad absoluta del yo, que es demasiado buena para tener que hacer este tipo de trabajos bajos. Por lo tanto, al tocar el piano se demostró a sí mismo que, aunque, sí, verdaderamente, él sabía y esta de acuerdo que era necesario hacer las camas, aún es más verdad que tenía algo mejor, más alto, más noble que hacer. Tales trabajos de baja categoría, aunque empíricamente sin duda son necesarios (desde la perspectiva personal), están lógicamente o psicológicamente (desde la perspectiva nocturna de la persona) por debajo de su dignidad y un desperdicio del valioso tiempo de su vida. "En verdad" él es no sólo una persona normal que vive en la realidad empírica y que espera a estas personas esta noche, él es el príncipe que puede esperar que los demás hagan estos trabajos para él, así él es libre de hacer lo que le plazca, en otras palabras, disfruta de un privilegio para jugar. Al negarse a hacer inmediatamente lo que tenía haber hecho y con la interposición del previo tener que tocar el piano, esta persona celebra el principio de ser el príncipe, majestad, lo más importante, aunque en la práctica más tarde  y con condescendencia con haga lo que era necesario. Si le hubieran requerido practicar el piano (porque tal vez él iba a tocar algo esa noche para los huéspedes), podría primero haber tenido que hacer algo más que practicar el piano, como pulir su motocicleta . Así que la cuestión no es el tipo de actividad sino más bien, se trata de si es su propio impulso espontáneo y está de acuerdo con sus propios deseos, o si se trata de una necesidad tediosa impuesta desde fuera.

Go to top