Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

El veredicto evitado

Fragmento de W. Giegerich

extraído de Giegerich W. (2013). Neurosis. The Logic of a Metaphysical Illness. New Orleans: Spring Journal Inc.

Un paciente está profundamente herido y terriblemente decepcionado por la crueldad y el egoísmo con el que su madre se comportó con cierta persona. Este sentimiento está royéndole. Le irrita. Pero lo que es crucial para la neurosis es que este sentimiento de dolor y decepción y este conocimiento recién adquirido sobre un aspecto oscuro de su madre no se albergaba en su corazón. Más bien, no tiene más que un sentimiento personal, en la privacidad de su interior, y sufre por ello. No se convierte en un juicio, una condena absoluta de este comportamiento egoísta que vio a su madre realizar. En la medida que se abstiene de expresar un veredicto, su sentimiento sigue siendo un medio de encubrir la verdad experimentada con el fin de rescatar psicológicamente la santidad de su madre.

Tener una sensación subjetiva, no es suficiente. La sensación de dolor le protege de la verdad. El dolor subjetivo es la moneda con la que que paga por su estar exento de tener que admitir que la verdad objetiva. El contenido de la experiencia debe ser liberado en su verdad.

Él tiene que, por así decirlo, abrir la caja de Pandora, dejar que la noticias sobre el "mal " salgan y por lo tanto tengan una vida propia (a la que a continuación se expone, en lugar de mantenerlas bajo el control del ego en su mundo interior privado). Tiene que dejar que el emperador estar desnudo. En la medida que la experiencia permanece en forma de su propio sentimiento, se queda con el control de la misma y se siente protegido de lo que este sentimiento trata realmente. El sentimiento sirve como pantalla protectora entre él mismo y la comprensión inherente a su decepción.

Sólo si su contenido saliera a la luz y tomara la forma de un juicio objetivo, una condena de su madre,  estaría implacablemente él mismo expuesto a su verdad.

Ahora me apresuro a disipar un posible malentendido, al decir "condenar el comportamiento de su madre " no tengo en mente que ello significa una confrontación real con la madre (en el nivel de comportamiento). En absoluto estoy hablando de una interacción. Sólo estoy refiriéndome  a la relación interna  del paciente  con la propia  sustancia de su experiencia. Puede o no puede ser que sea también necesario para él para hacer frente a su madre pues ello es explícitamente un tema totalmente diferente, que no es de interés dentro de una psicología de las neurosis. Lo que es psicológicamente necesario no es más que el cambio de forma desde la sensación subjetiva a una declaración objetiva, desde la emoción a la verdad. Al mismo tiempo, tal cambio subjetivamente equivaldría a un paso desde un modo "amateur" de vivir la vida a un modo "profesional". La decepción emocional es "amateur", ya que se queda atada a un tipo de pensamiento desiderativo. En este caso, este hombre quiere rescatar la intocable imagen bella de su madre.

Pero liberar del contenido de la sensación a su verdad es sólo una necesidad. Una segunda, pero conectada necesidad psicológica es: obediencia, la obediencia a su propia experiencia, a su verdad . Él tiene que someterse a la visión inherente a su experiencia, la visión que causa esta decepción, en lugar de la celebración de esta verdad debajo de sí mismo, estando él por encima de ella, por más que personalmente sufra de dolor. Esta última opción es hacer trampa: el dolor subjetivo en lugar de la admisión de la verdad y  la liberación en su objetividad.

Tags: 
Go to top