Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Psicología profunda: Adler

Psicología profunda 2: Adler

Fragmentos del curso de Enrique Eskenazi, Reflexiones sobre el Alma.
La selección de los fragmentos corresponde a Josep M. Moreno.

La mirada de Adler no es la pregunta de ¿porqué está pasando esto? sino ¿qué efecto consigue esto? Dicho de otra manera, cuando una persona padece una neurosis, la que sea, que siempre será concreta, no es tanto ¿porqué hay una neurosis? sino ¿para qué hay una neurosis? Dicho de otra manera, él ve en todos los movimientos de la Psique... una estrategia orientada a un fin.

Es decir que cuando tú quieres p.ej. afrontar un tema con una persona, un tema que sea importante ¿no?,... y la persona se pone a llorar... la pregunta no sería ¿porqué llora? sino ¿qué consigue llorando?... generalmente lo que consigue es que el tema no se toque, que te calles y que aceptes sus condiciones... Por lo tanto parece que la manifestación no tiene tanto una causa... en Freud recuerden la causa no era consciente, la persona no sabía de dónde venía,...en Adler, el propósito tampoco es consciente. Si fuera consciente la persona sería directamente una... manipuladora... sería una especie de Maquiavelo que dice voy a... no, pero la persona ¡no tiene ni idea! sino que se encuentra atrapada también la misma persona, en una especie de estrategia que le tiene cogida.

Los problemas infantiles... para Adler... sólo pueden existir en una persona si conducen a un fin, si conducen a un fin. ¿Se entiende?, entonces cuando una persona está... anclada... en que en su infancia le pasó algo...el tema no es si le pasó algo o no le pasó, desde Adler, sino ¿para qué le sirve a esa persona... tener dificultades infantiles? Es decir, qué va a conseguir con ello... no, no qué va a conseguir, ¿qué está consiguiendo ya? Y generalmente lo que va a descubrir Adler es que, lo que consigue una persona, sin saberlo, es... ¡dominar!...dominar, controlar a su entorno... Es así que los enfermos con su enfermedad tienen controlados a todos a su alrededor. De tal manera que el enfermo, aunque se quiera curar conscientemente, no podrá curarse si esa enfermedad la sirve a un objetivo en el que está enganchado.

¡Interesantísimo! Sigue habiendo una actitud de sospecha como ven, no es ningún ingenuo Adler eh, ni ningún literario,... en esto sigue siendo un psicólogo profundo. Pero la explicación no va a buscar... remotas entidades, libido, complejos arcaicos, sino un discurso,... él ve la vida psíquica como un discurso, y un discurso para él, no sólo tiene componentes sino que todos los componentes de un discurso están reunidos para transmitir un mensaje. Para provocar... un efecto. Es cierto que Uds. pueden analizar mis palabras y decir, si, son sonidos, cierto son sonidos, están formados de letras, de vocales, de palabras, también es cierto,... pero con esto perderían de vista que todos esos sonidos, esas letras y esas palabras, están reunidas en un discurso que... intenta... llegar. Por lo tanto descomponer estos elementos sería el error de no ver que... todos los elementos... han sido convocados... por una meta. La respuesta por lo tanto está en la meta y nunca en el origen.

Porque entonces...hasta la sexualidad, para Adler... se transforma en un medio... de poder. ¡Es cierto que hay motivaciones sexuales! En las vidas de las personas... que necesitan de esas motivaciones para lograr sus propósitos. Y el propósito siempre es... ser superior, estar en superioridad de condiciones.

¡Es fuerte esto! Pero claro aquí hay una diferencia, Freud podría decir que una persona busca el poder, de hecho lo busca porque detrás del poder lo que hay es un deseo erótico que se gratificará, mientras que en Adler es al revés... si hay una preocupación erótica es sólo en la medida de que esa preocupación erótica forme parte de un diseño que le conduzca a la superioridad.

Es bonito tratar de leerlo así, es otra lectura claro, salen otras cosas... analistas... pero tratar de leer la clínica como un propósito consciente eh, eso sería pensar que las personas mienten, sería caer en el mismo error de los médicos pre-freudianos que creían que las histéricas mentían, no es una parálisis fingida no, es una parálisis, no es el fingimiento del yo, el yo está atrapado en el síntoma. Bueno, cuando uno ve el propósito no es el propósito del ego de la persona... hasta el ego de la persona es esclava de un propósito que él ignora. ¿Se entiende esto?
Que la persona puede considerarse sufriente y puede sufrir de hecho... siempre y cuando que este sufrimiento forme parte de un medio de lograr... superioridad. Y la persona puede creer que es una víctima, el tema es que no se da cuenta de lo que... consigue... siendo una víctima. Es decir... ¿qué privilegios perdería si no fuera una víctima?... Esta es la salud de los enfermos, je je je je,...
Yo tenía un paquete verdad, una bolsa por ahí,... ah... eso, todo el tiempo,... abre eso,... bueno, interesante,... entonces cómo hace Adler para distinguir todo esto. Bueno Adler empieza con Freud eh... pero ya desde el comienzo nota cosas... p.ej. Freud insiste mucho al principio en esto de la libido, la búsqueda del placer, el impulso erótico, y es Adler el primero que observa que aparte de un impulso erótico, él ve en la Psique un impulso agresivo. El ve en el Alma no sólo la búsqueda de placer sino una capacidad de destrucción. ¡Y Freud no lo acepta!, Freud no lo acepta, no acepta este nuevo principio que postula Adler junto con el erótico. Lo increíble es que no lo acepta, Adler se separa... y muchos años más tarde, diez años más tarde, el mismo Freud llega a postular un principio de muerte complementario al principio de vida, es decir,... acepta... lo que había sugerido Adler. Pero lo acepta no por Adler sino por su propia evolución, pero es como decir, Adler vio algo que Freud en ese momento no vio, y que muchos años más tarde Freud se retractará y lo pondrá con su nombre y expresión en su propia teoría.
¡Adler no estaba tan despistado! Adler vio un... una necesidad de herir en la vida... Adler vio no tanto el deseo de ser amado que veía siempre Freud, o del placer, sino que una persona puede ser capaz inconscientemente de infringirse dolores terribles y que lo que infringe dolores terribles no es el anhelo de placer,... ¿y qué puede ser?, ¿qué puede ser aquello de ser capaz de ponerse en contra con el deseo del Alma del placer? Al punto de renunciar al placer... claro lo que vio Adler es... el anhelo de poder... El poder es un motor del Alma... un motor psíquico... y ya Nietzsche había dicho que... la esencia de la vida es voluntad de poder.
O sea que lo que estaba haciendo Adler es un poco recoger, continuar con la idea de Nietzsche, sólo que más individualizada, más estudiada en casos en serio,... la supremacía, conseguir la supremacía.
La supremacía ¡no! es necesariamente política, sino la supremacía emocional. El poder del Alma. Y el poder del Alma no lo tiene quien tiene el palo de amasar,... tú puedes permitirle a tu mujer que tenga el palo de amasar si con ello, ella se siente terriblemente culpable y a través de esa culpa no te puede abandonar. Y ella será la que mande y sin embargo será tu esclava, mandando. Oh esto es mirar ¡mucho más! ¿Se entiende esto? El poder de los débiles suele ser infinitamente más poderoso que el poder de los fuertes. Un débil con su debilidad puede tener a su merced al fuerte con toda su fortaleza.

Por lo tanto hasta una cosa vio Adler,... hasta la verdad puede ser un arma de poder, y lo importante no es si una persona dice o no dice la verdad, sino cómo la usa. Y se puede herir, degradar, esclavizar, con la verdad. Adler siempre está mirando lo que nunca vemos,... un fondo,... realmente somos tan tontos...¡pero bueno si dijo la verdad!... No, eso no es lo que importa dice Adler, sino qué consigo con esa verdad. No se dice la verdad por decir la verdad sino se dice la verdad... para dominar al otro... En la mayoría de los casos evidentemente. La pregunta es ¿qué sentido tiene decir una verdad?... una pregunta que tendríamos que hacernos... cuando te viene tu mejor amigo, tu mejor amiga... y por que te quiere tanto te cuenta que tu pareja te mete los cuernos,... la primera pregunta que un adleriano se haría no es si es verdad o no es verdad, la primera pregunta sería ¿qué está buscando esta persona al contarme esto? Pero nosotros somos demasiado tontos y entramos en seguida ... en el manejo... ¿ven cómo que hay que empezar a... despertar? ¿Qué consigue? Pero no lo consigue razonablemente, la persona sería la primera sorprendida si se le dijera que está buscando algo porque lo negaría con toda su vida. De la misma manera que con Freud la persona negaría que hay algo reprimido o hay algo erótico... lo negaría ¡de verdad!... no, pero lo negaría el ego...pero ¿qué pasa con la totalidad de la persona?... en esto Adler sigue siendo discípulo de Freud en el sentido de que el ego no es la totalidad ni la fuente de explicación de una vida,... porque el ego depende de una... estrategia inconsciente.
Dicho de otra manera, el ego está clavado...dice, dice Adler... en la cruz de la ficción en la cual se encuentra atrapado. En la cruz de interpretar la vida de una manera, y es dentro de esta interpretación que hace lo que puede, no lo que quiere,... porque lo que no puede es salirse de esa interpretación. ¿Y cómo surge la interpretación de la vida?

... Para Adler el niño nace con voluntad de poder,...el primer Adler... porque Adler al igual que Freud, evoluciona a lo largo de toda su vida,...el último Adler no es igual al primer Adler eh,... avanza. Pero el primer Adler es así,... el niño nace... y lo primero que descubre, lo que en cierto sentido origina... el yo, la Psique, vamos a decirlo así,... la Psique otra vez no está en la Naturaleza, la Psique surge de un corte con la Naturaleza.

Pero el corte con la Naturaleza en Adler es... el descubrimiento... de una inferioridad. El niño siempre descubre que en alguna área individual, la de este niño,... es inferior... o es enfermito y si es enfermito es inferior,... o tiene la nariz larga... o la tiene corta... o es judío en un medio no judío... o es gitano en un medio no gitano... o es muy alto... o es muy bajo... o es muy guapo... o es muy feo... o es muy listo y por lo tanto llama la atención...o es muy tonto. ...pero va... al principio Adler piensa que hay una inferioridad orgánica, en realidad es el primer Adler... es como prehistórico no,... él habla que siempre hay un órgano en todos nosotros que tiene una posición a veces genética, a veces hereditaria, a veces constitucional,... una posición de inferioridad. Que en nuestro organismo no todo funciona igual, tenemos puntos débiles, el de cada cual es el de cada cual.
Esa es la primera idea, luego la va a cambiar eh,... ese órgano inferior, en cada persona es fuente de dificultades,... él respira mal... o se resfría pronto... o tartamudea... o es bizco... o lo que sea ¿no? Pero también observa algo... que en la Naturaleza... cada vez que hay una debilidad... y esta debilidad... esto lo inventa Adler, luego lo tomará Jung también,... esa debilidad lleva en muchos casos... a una compensación, es decir, a desarrollar para compensar mucho, otro órgano u otra debilidad... así observa que un niño que tartamudea puede, o derrumbarse ante eso o al contrario, llegar a ser... un gran músico... y desarrollar otra expresión en la que descolla aparte de la expresión verbal.

Es decir, la misma inferioridad se transforma en la fuente motora de un anhelo... de superioridad... que en realidad sería un anhelo de superación... superación y superioridad... super es arriba...miradla allá... en la dimensión psíquica es siempre un intento de remontar, de compensar la falla... por un ascenso. Todo ser humano por lo tanto se encuentra movido espontáneamente, por una necesidad ascensional... claro que cada cual la conseguirá como pueda. Es decir, hay estrategias de todo tipo, hay estrategias neuróticas y hay estrategias no neuróticas. Pero en todo caso siempre el impulso vital es el intento de compensar la inferioridad desarrollando algún tipo de superioridad.
Interesante, fue él quien habló de este nuevo mecanismo del Alma que se llama compensación. Que más allá de Adler ya se usa, podemos decir que una persona habla muy fuerte y se hace notar... para compensar una gran inseguridad. Así que parece fuerte y entra y va dando portazos... y eso intenta compensar, es decir, tapar, equilibrar, que interiormente se siente que es nadie. Esta es una lectura de profundidad porque el superficial diría... ¡oh qué creído este tío!... y en cambio diría Adler... no, tiene un complejo de superioridad... ¿qué busca un complejo de superioridad?, compensar una inferioridad que no se puede confesar porque duele mucho.

El tema es, en este anhelo de superioridad, que no es consciente, surge una estrategia. Es decir, el niño descubre tempranamente cómo compensar esa inferioridad, pero lo descubre, claro, con medios muy inadecuados. El niño no, no conoce el mundo, no tiene capacidad de entender, entonces desde su interpretación tan infantil elabora, y ya está fijado cuando tiene cinco años,... un plan. Pero no lo elabora racionalmente, lo elabora como hace mi gato quiero decir, mi gato cuando quiere que le dé la lata y no las croquetas,... hace cosas,... sabe que se tumba y hace miau, miau,... y se hace el enfermo,... pero él no está razonando evidentemente, el gato no es que diga, no,... ¡pero el instinto existe! Eh, la fuerza vital existe, la astucia no está en la razón. Bueno en el niño también, la astucia está en... desde lo que él entiende por la vida,...esto... le permite conseguir lo que quiere.
Y esa, esa interpretación de la vida, que queda fijada ahí,... es la estrategia en la cual va a crecer el yo. Y el yo va a estar atrapado en esta estrategia sin saberlo.  O sea no es que yo quiera, es que ya no puedo vivir de otra manera. Y toda interpretación gira alrededor de un objetivo, y el objetivo siempre es superioridad.

En el niño mimado, que para Adler es importantísimo, descubre que puede conseguir lo que quiere... sin hacer nada... el niño mimado desarrolla una estrategia de debilidad, el huir de las circunstancias y buscar protección, inmediatamente lo gratifican,... el niño mimado va a ser en el 90% de los casos, un adulto neurótico... completamente neurótico... porque jamás hará el esfuerzo para lograr una superioridad real sino que evitará el esfuerzo para lograr una superioridad... sin superarse a sí mismo.
Es decir, el impulso hacia la superioridad, que para Adler es espontáneo y dinámico, es un impulso que puede ser maravilloso, porque lleva a que los seres humanos lleguen a lo mejor de si mismos,... cuando se lo afronta... pero hay formas de sentirse superior sin desarrollar una superioridad real.  Y en ese caso qué es lo que habría para Adler, habría lo que él llama... la protesta masculina. ¿Qué quiere decir esto?, que ante el lado más débil y por lo tanto más pasivo, ante el lado donde uno no sabe, aquello en lo que uno se siente más inseguro, es lo que él llama lo femenino... en hombres y mujeres eh,... la protesta masculina es negar esa feminidad buscando de alguna manera, taparla con un exceso de masculinidad. Que no consiste por lo tanto en conectar con la debilidad y hacer un esfuerzo para superarla, sino en vivir con una estrategia que elude encontrarse con la inferioridad.

Voy a poner un ejemplo muy simple,... un niño que tartamudea, que le cuesta hablar, y por lo tanto en la escuela se le burlan,... esto puede generar mucho dolor, el niño se encuentra ahí con una debilidad terrible,...¡según el niño!...la educación y su imagen del mundo... y por eso es tan importante explicitar la imagen del mundo, que siempre es muy precaria porque es infantil,... puede descubrir que enfermándose no lo mandan a la escuela, la mamá lo mimará, lloriqueando o teniendo paperas o teniendo reacciones,... le permiten salvarse de ir a la escuela y por lo tanto evitar todos aquellos ámbitos donde se encuentre expuesta su inferioridad, eh,... y va a conseguir que los demás dependan de él... le cuiden, le mimen, hagan la faena,... sintiéndose por lo tanto superior sin haberse enfrentado a la inferioridad. Este es un mecanismo neurótico...porque se tiene una... falsa superioridad... se tiene una superioridad sólo en el sentido de controlar a los demás pero no de ser... más...de lo que se podía llegar a ser.

Aquella protesta masculina por lo tanto escapa del lado femenino. Quiere subir sin hacer peldaños sino huyendo, mientras que la debilidad debidamente afrontada, puede ser la ocasión de superarla con el esfuerzo que te hace a ti... desarrollarte más. P.ej. el niño puede descubrir que tiene dificultad en el hablar y esforzarse por controlar y hablar mejor y poner más atención... y puede llegar a superar su dificultad, y como Demóstenes, ser el mejor orador de su tiempo. En el caso de Demóstenes la inferioridad produjo una superioridad, en el caso del neurótico la inferioridad se esconde controlando a los demás para que le tapen encontrarse con la inferioridad. Y esa es la estrategia neurótica. Ese niño que posiblemente ha sido mimado, ha... obtiene un plan de vida no consciente evidentemente que es... si no enfrento la dificultad me resuelven la papeleta y yo no tengo que sufrir.

El sufrimiento vendrá, como en el caso de Freud, a través de los síntomas. Pero lo curioso es que los síntomas serán tan necesarios porque apoyarán esa estrategia de vida. Es decir, el sufrimiento neurótico, que es un sufrimiento,... y esto es igual que Freud... compensa del dolor del sufrimiento real. Lo que pasa es que el sufrimiento real es muy doloroso pero pone en marcha un proceso de transformación. El sufrimiento neurótico consiste en evitar encontrarse con el sufrimiento real y por lo tanto lo anestesia.

Lo que en el primer Adler es anhelo de superioridad que surge a partir de un sentimiento de inferioridad, en el último Adler se transforma en el impulso del Alma, en la aspiración inherente en todo ser humano... a la perfección, en el anhelo de trascendencia. Y el sentimiento de inferioridad no es la causa, sino porque hay un anhelo de perfección uno lo que nota primero es la imperfección. ¡Qué bonito! Es al revés por lo tanto, no es que surja el deseo de subir porque uno se siente inferior sino más bien porque ya se nace con el anhelo de ser más, uno nota lo que le impide serlo. Y entonces el Alma apunta a esta superación y esto es muy, muy, muy cristiano ¿no?, el autorealización y el llegar a ser más de lo que ya eres en plenitud creativa.

Para Adler lo que mueve a cada ser humano es la dinámica de plenitud creativa de llegar a ser plenamente el individuo que eres. El máximo desarrollo de los potenciales, que son únicos en cada persona, eso quiere el Alma. ¿Pero cuál es el máximo desarrollo de un potencial para Adler? El sentimiento de comunidad, de comunidad, el Alma trae implícitamente un anhelo de comunidad. No sólo...¡también!... de comunidad humana... sino que ese anhelo de comunidad puede ser anhelo de comunidad con el Cosmos. En el neurótico el anhelo de comunidad queda reprimido y toda búsqueda de poder es búsqueda de poder egocéntrico, de ahí el sufrimiento del neurótico, lo que es anhelo de perfección termina siendo... deseo de poder para que...yo... no tenga que hacer nada. Con lo cual, el sentimiento de comunidad, potencial en todo ser humano, no se llega a desarrollar. Y esto nos pasa a todos. Casi toda la gente que conozco...muy poquita...tienen atrofiado el sentimiento de comunidad. Y para Adler esa es la fuente de todas las insatisfacciones...la gente cree que no es feliz porque le falta una pareja...no...la gente no es feliz porque está tratando con una estrategia... tan egoísta... que anda loca... no puede salir del yo, me, mi, conmigo,...Y el anhelo del Alma, la única realización del Alma, está mucho más allá...de una dinámica alegórica.

Por lo tanto para Adler, los grandes problemas de la vida que el neurótico evita, buscando estrategias de poder para no enfrentar, son... el problema del amor, el cual incluye la sexualidad, sin duda este es uno de los grandes problemas, pero no el único, hay otro más importante,... el problema de la vocación, es decir, el de servir a... si una persona en cuya estrategia de vida, no entra el servicio, estará enferma toda su vida,...y creerá que es porque le falta un novio, creerá que es porque le falta dinero, creerá porque tenía... todo lo que crea le viene bien para no poder afrontar salir de sí.

El Alma por lo tanto, para Adler... anhela la participación... pero esto a veces se entiende mal porque se cree que ese....es muy difícil de traducir y a veces se traduce como interés social. En América se le ha entendido mucho como interés social, pero es que se cree que interés social es esta cosa americana de, compartir con los vecinos, en la escuela hacer tareas colectivas,...y ser muy sociable,...y adaptarte a la sociedad que hay. Pero es comunidad, no sólo comunidad humana eh, y que tiene sentimientos,... sentimiento de participación,...y les voy a leer un texto de Adler para que corregir este error, porque nunca es una sociedad de hecho aquello a que el Alma aspira, nunca,...nunca es adaptarme a unas circunstancias de hecho, nunca,...lo dice así,

"...la meta de perfección tiene que portar en su interior la meta de una comunidad ideal,... porque todo lo que valoramos en la vida y todo lo que permanece y continua permaneciendo es eternamente el producto de un interés en lo ideal,...por lo tanto el Alma se funde y se entrega a una idea de sociedad, claro que participa en el mundo, pero que participa en el mundo para colaborar en que el mundo de hecho se parezca cada vez más... al ideal... "

Por lo tanto la meta del Alma no se realiza nunca... se parece mucho a Kant... no es una meta para ser conseguida sino para dar una dirección, para un movimiento,... siempre más. Porque está claro que la meta de perfección no se puede conseguir, el ser humano jamás será perfecto, el anhelo de la perfección no es para ser conseguido sino para mantener al Alma en un estadio siempre ascensional, y donde quiera que llegue siempre hay un paso más para llegar...En el neurótico en cambio, hay un estancamiento,... y toda la estrategia neurótica es mantener el status quo.

P.ej., estando enfermo, mi padre depende, mis hermanos sufren, tienen que.... es una estrategia terrible porque finalmente a lo que lleva es a la locura, a la inutilidad o a la impotencia... o a la delincuencia... la persona no lo sabe, no decide, está atrapado en eso,... es un plan que inevitablemente lleva a la infelicidad,... sólo que la persona cree que va a ser feliz dominando a los demás,...

Para Adler hasta lo que creemos forma parte de la estrategia vital. Por lo tanto hasta tus creencias no son libres, vienen impuestas por aquella estrategia de vida fijada a los cinco años. Lo...¿entienden esto?...lo que pasa es que la estrategia...¿en qué consiste la terapia de Adler?...muy simple eh, es más complicada,... la terapia de Adler nada tiene que ver con la ...porque consiste en una conversación inteligente... en la que se trata de hacer ver a la persona a través del diálogo, amoroso, con humor, apelando a la inteligencia de la persona,...que está viviendo una estrategia que la conduce a donde nunca había pensado... es decir, hacer explícito el plan implícito en el que uno está atrapado, para que uno pueda ahora como adulto, elegir, y enfrentar una realidad desde una perspectiva que no es infantil,...es decir... orientar hacia un nuevo ajuste, hacia una nueva estrategia de vida, pero imposible si no se explicita la antigua. Y es muy difícil explicitar la antigua porque igual que en Freud hay mucho auto engaño,...hay mucha resistencia.

Pero se puede eh también, pero es lento, es un proceso de conversación lento, pero en la medida en que la persona va...no sólo entendiendo la mente, comprendiendo en lo que está metida, es cuando puede, se da cuenta de que puede elegir. Es cuando realmente cambia la conducta, la conducta no cambia por un acto de voluntad, la conducta cambia por un acto de conciencia. Ser consciente de algo no es...contarlo, tenerlo como escrito, ¡no!, es darse cuenta con todo tu ser. Si tú te das cuenta de que hay un abismo no avanzas nada, pero si dices si, hay un abismo pero avanzas, no te das cuenta de que hay un abismo, ¡juegas a que hay un abismo!...entonces es un plan de...volver...visible...el discurso invisible que a uno lo tiene atrapado.

¿Qué es lo inconsciente para Adler? Lo inconsciente es...de lo que no te estás dando cuenta. No es una zona que exista...es el otro lado de tu discurso. Lo que no te das cuenta a qué te lleva el discurso en el que estás metido. No es, no tiene realidad...ontológica,... tiene realidad lingüística, estamos atrapados en un discurso. Explicitar ese discurso, analizarlo, descomponerlo y verlo en sus últimas consecuencias, da la posibilidad recién entonces, de poder afrontar otro discurso. Lentamente, redefinir objetivos, pero no podrás redefinir objetivos hasta que no seas consciente del objetivo que te tenía aprisionado. Puedes decir, yo quiero cambiar de objetivo, pero ese primer querer cambiar de objetivo está al servicio de la estrategia que ya te tiene atrapado. Y eso el terapeuta.... tiene que tener paciencia para hacerlo ver,... hasta los síntomas que padecen provienen como medios...perfectos... para el objetivo inconsciente.

¡Es tremendo! Una persona no quiere tener síntomas pero los tiene. Si, pero los síntomas son parte del objetivo eh,... es decir, son medios,...y uno los quiera o no los quiera, están ahí porque cumplen un propósito. Si la persona llega a entender que... no sólo es el propósito del síntoma... el propósito del síntoma es el propósito de...toda su vida, ¡de toda!, de su manera de pensar, de su manera de evaluar, de su manera de afrontar las relaciones, de su manera de...armar la realidad. Por lo tanto el síntoma no es una cosa aislada,...es como...la vida es como un cuadro, como una obra de arte, y desde la manifestación más pequeña hasta cualquier rincón de la vida, forman parte de esa totalidad que es un diseño global. Cuando comprendes que estás atrapado en un diseño que no lleva adonde tú te imaginas, y lo horrible que es ese cuadro,... entonces te desmontas,...y de ahí puede surgir la obra de arte que en ti busca expresarse, y esta obra de arte no consiste en un espléndido mosaico sino formar parte de un espléndido edificio. ¿Se entiende esto?
Adler está,...parte de un filósofo muy importante al que él le agradece la base teórica, se llamaba Weissinger, lo voy a decir para que puedan,...en Internet lo pueden buscar eh,... escribió una obra,...bueno, un gran pensador, nietzscheano completamente, que sale de Nietzsche, que decía algo bastante sensato, decía...nadie sabe lo que es la realidad,la realidad es un enigma,...¡nadie lo sabe!, ¡nadie!, ni los científicos lo saben,... lo que es la realidad,...los científicos elaboran teorías ¡siempre provisionales! para acercarnos a ese misterio que llamamos realidad,...hasta ayer los átomos ¿no?...y hoy las cuerdas...¡y mañana ves a a saber qué!... y antes las ondas...y antes los lugares naturales...¡y cada teoría te mete en un mundo distinto!... y toda teoría trata de hacer inteligible una realidad absolutamente misteriosa,... ¿lo entienden a esto?
¡Todo!, por lo tanto no sabemos nada, ¡nada!...no se sabe nada,... sólo usamos las teorías que permiten operar más efectivamente,... ¿verdad?,...y entonces cuando una teoría científica, una explicación del mundo nos permite lograr resultados más que nos llevan a vivir con más dominio y con más experiencia, aceptamos esa teoría, no porque sea una foto de la realidad, de hecho va a haber otra que va a producir efectos más espectaculares y la va a sustituir.
¡Esto que pasa en lo colectivo pasa en lo personal! El ser humano es como un animalito...pero inteligente y por lo tanto con vida lógica...que no se puede...mover...sino a partir de una interpretación. No hay ni un sólo movimiento del cuerpo o del Alma que no esté diseñado por un fin. Digamos,...si una persona se pone de pie, se pone de pie para algo,...para ir al water, para apagar la luz,...pero no se pone de pie porque si,...claro que no es que lo haga conscientemente,...si yo me dirijo hacia allí es porque veo allí una puerta,...quiero decir, en mi sistema de información de la realidad, allá hay una puerta y la puerta sirve para salir,...no me voy a ir por aquí porque aquí no veo ninguna puerta.

Por lo tanto todo ser humano elabora...provisionalmente...una interpretación de qué es real y qué no es real y por dónde van los disparos...que le permite orientar su acción. En realidad...nunca...sabemos lo que es real, por esto dice Adler que nuestra reacción ¡nunca! es ante una supuesta realidad sino ante una...interpretación de la realidad. ¡Y la interpretación de la realidad es...psíquica!, no es un hecho,...por lo tanto no estamos a merced de los hechos, estamos a merced de la interpretación que...en nosotros...se da de los hechos. Esto, esto,...esto es muy psicológico por lo tanto...cuando viene una persona y te dice, si, pero tal accidente me provocó tal trauma, ¡no!, ¡cómo en ti se interpretó el accidente lleva al trauma! ¡y el trauma forma parte de una estrategia! Por lo tanto nada te va a producir nada si en ti no hay una interpretación que le dé realidad. Dicho de otra manera, no sabemos qué es la realidad, para nosotros sólo es real aquello que es convocado por la interpretación que en nosotros hay.

Ejemplo: si aquí tiran una soga pero yo veo una víbora, yo reacciono ante una víbora, no ante una soga, por lo tanto no es la soga lo que me produjo terror, ¡lo que me produjo terror es la víbora!, ¿y de qué me sirve que me digan que no era una víbora?, si pero yo viví el terror porque mi reacción fue ante una víbora, no ante una soga. Es decir, uno reacciona ante la interpretación que en uno se da de lo que hay, no en lo que hay. Volvemos a lo mismo, puedes tener un padre maravilloso, pero si en la interpretación que en ti se da de sus gestos, es terrible, tú reaccionas ante un padre terrible, es decir, a la interpretación.
 
Luego, no hay hechos externos que provoquen absolutamente nada en la Psique. La fuente de todo...está en la interpretación. Lo que pasa es que la interpretación no es consciente, yo no elijo...ver una víbora, cuando me tiran la soga p.ej., la veo como víbora, ¡no elijo yo!, en mí se ha dado una interpretación, no es que yo la he hecho,...y es más, yo soy el producto, o sea, yo me vivo como me vivo, como producto de mi interpretación. Por lo tanto yo no puedo hacer una interpretación ni la puedo deshacer ¡porque yo ya estoy producido por mi interpretación.

Bien, la interpretación que rige nuestras vidas es la que se ha formado en el niño. ¡Imagínense qué elementos tiene el niño para construir una realidad!...¡mínimos!, ¡mínimos!,...y el niño no va a...nunca va a haber nada que contradiga...esa interpretación...¡porque todo se puede meter en la interpretación!, ¿me entienden no?...Si en mí se da la interpretación de que tú me quieres perjudicar y tú vienes y me dices,...Enrique, yo de corazón no te quiero perjudicar,...yo lo que veré, ¡es la manipuladora de mierda que me quiere perjudicar y para perjudicarme me cuenta que no me quiere perjudicar! No me puedes sacar de la interpretación, no se puede, la interpretación acoge los hechos para fortalecerse..

¿En qué consiste la terapia entonces? Consiste, primero, en explicitar que se está atrapado en una ficción que enferma, para poder sustituirla creativamente, no el terapeuta, sino la misma persona, por una ficción que cure. ¿Y qué es una ficción que cure? Una ficción que permita fluir al impulso del Alma hacia la perfección, ya sea integración en una comunidad ideal. ¿Bonito verdad? Ha cambiado totalmente el clima,...salimos de las cacas y las hordas primales y las masturbaciones y los deseos de posesión de la madre y matar al padre y a los hermanos,...para entrar en un...hacia arriba ¿no? Pero hay elementos mi portantes que no se olvidaron,...anhelo de perfección,...protesta masculina, eso está muy claro, la protesta masculina se da en hombres y mujeres, es querer para arriba y no abajo.

Por eso más tarde Hillman, rescatando lo mejor de Adler, yo estoy de acuerdo con Hillman, dice,... donde está la debilidad está el Alma...¡pero qué difícil es aceptar la debilidad!

¡Como compulsivamente donde nos sentimos inseguros actuamos...y por lo tanto huimos del Alma! Porque sólo en el dolor de esa inferioridad,...no sé, no puedo, no soy capaz de andar,...tengo miedo,...puede desarrollarse la aspiración a superar el miedo, ¿cómo?, desarrollando lo que necesito para vencer el obstáculo. Es lo que el neurótico no hace.
Hace poco hablaba con un querido...discípulo de....y confesaba en un momento de intimidad,...su inferioridad, su inferioridad,...una de sus inferioridades consiste en que se siente intelectualmente...mmmmm...incompetente...inteligente es, pero no ha tenido la formación adecuada, no ha hecho la Universidad, se pasó todos los años de la adolescencia haciendo de salvaje y terrible y delincuente y todo lo demás,...y por lo tanto ha estado muchos años en otra cosa,...y de golpe ahora se encuentra frente al mundo del conocimiento ante lo cual se siente inseguro,...entonces me decía, claro, cuando está con gente y hay que hablar, habla mucho de unas teorías delirantes para que no se note que en realidad no sabe nada. Entonces le decía ¿porqué no aceptas que no sabes nada?, porque si aceptas que no sabes nada, empiezas a aprender, si no sabes nada, estudia y aprenderás. Pero si vas todo el tiempo fardando para impresionar a los demás, te vas a quedar eternamente sin saber nada.
El neurótico quiere aparentar superioridad pero no llega a ser superior. Para el neurótico la apariencia de “vive como si...la apariencia pudiera sustituir a la superioridad” Pero claro, esto que es tan fácil de decir, es tan difícil de aceptar, ¿no? En un acomplejado, tocarle el tema que más le duele, ¡es muy difícil!, la persona misma ha creado una red de defensas para que el tema no se toque. A veces hasta nos sentimos sin darnos cuenta de que con esta persona ese tema no hay que tocarlo ¿no? Y claro es que es esa...la persona , la primera que tendría que poder tocar el tema, pero tocar ese tema es deshacerse, es deshacerse en el dolor, es...la aceptación de lo femenino...que posibilita por lo tanto el ascenso a la superioridad. Pero la protesta masculina que es negar lo femenino, te mantiene anclado en una ficción, enfermando. Vemos como el anhelo de perfección puede...degenerar en...¡sed de poder! Pero la sed de poder personal es un sustituto del viaje ascensional hacia la perfección. El neurótico por lo tanto no evoluciona...domina...controla...para quedarse ¡donde está!, para no hacer la tarea.

Cada persona está cogida en un estilo de vida, sus síntomas forman parte de ese estilo de vida, sus talentos también. ¡Hasta los sueños!, para Adler interpretar un sueño no es descubrir una causa,...porque la persona sueña lo que su estilo de vida necesita que sueñe para confirmarselo. ¿Se entiende? Hasta los sueños, los síntomas, los deseos, los proyectos, están convocados por el estilo de vida. Y claro, cambiar el estilo de vida es cambiarlo todo, pero es difícil, porque hasta el deseo de una persona de cambiar el estilo de vida, suele ser...una forma...de sostener...el estilo de vida. Como muchas veces he dicho, la gente que dice que quiere cambiar, no quiere cambiar, quieren lo que quieren, pero no es cambiar real, quieren lo que se imaginan que es cambiar, que en el fondo es aumentar su ego, pero no cambiar, ¡el cambio real no lo quieren!, el cambio real duele mucho, en cambio eso que quieren, que se imaginan, que es ser mejor ¡no duele nada!... es decir...fortalece su estilo de vida. La persona dice, quiero ser espiritual y lo que quiere es ser más poderosa. Ser espiritual pero como se imagina que es ser espiritual, pero cagarse y mearse debajo de la mesa porque ha aparecido una potencia ante la cual es una pequeñez, ¡eso no lo quiere!,...quiere ser un ángel y hablar con los espíritus, eso es sentirse...superior. Pero es curioso porque cada paso adicional se construye... a partir de la inferioridad,...¡nunca! de la protesta masculina.

Adler era un convencido de la igualdad básica y esencial entre el hombre y la mujer. Y Adler insistía en la situación de inferioridad social de la mujer,...que se había visto limitada en posibilidades educativas, que la protesta masculina funcionaba en la sociedad, y que la desigualdad de la mujer era producto de un estado de opresión, pero jamás de un estado de la naturaleza. Por lo tanto fue uno de los primeros feministas de Occidente. Es avanzadísimo Adler, avanzadísimo. Dice, una mujer,...el sexo no existe,... a diferencia de Freud,...el sexo no existe, el sexo es usado en una estrategia de vida,...lo importante no es ser hombre o mujer, sino en tu vida, cómo se utiliza eso...para...defender una estrategia.

Y la estrategia no tiene sexo, no es sexual la estrategia,...yo tengo una estrategia o de compensación o de realización, ¿y la de realización en qué consiste?, en realizar una individualidad única, irrepetible, original y desconocida. Por lo tanto, ser tú a donde te lleve...no es ser yo, no se puede copiar, es un acto puramente creativo. Fíjense que el contacto con la inferioridad con todo el dolor que trae,...despierta...la posibilidad de crear. En cambio el otro, a través de huir de su...sólo crea...para escaparse, y entonces su creación no es una creación sino una defensa.

Estilo de vida, estilo de vida, siempre depende de una meta. Toda meta es ficticia, pero hay metas ficticias para encubrir y hay metas ficticias que liberan el camino del Alma. Todo análisis consiste en un acto humilde de explicitación del discurso. Y para Adler la terapia siempre consiste en posibilitar el desarrollo de ese germen que en todos nosotros existe que es el sentimiento de comunidad. Por lo tanto para Adler, la primera pregunta que habría para una persona que tiene problemas, o que una consulta,...es...¿Y Ud. qué hace?,... no ¿tiene pareja?, ¿tiene niños?,no, no,...¿Ud. qué aporta?,...cuando ve que hay una persona que no tiene el menor interés, que lo único que le interesa es yo, me, mi, conmigo,...ya está detectada la neurosis, hay una falla total, no se ha podido desarrollar ese germen y por lo tanto el anhelo de perfección no puede fluir. La gracia de Adler es que, si se lo toma en serio , hace importantísimo hincapié en la educación, y de hecho el movimiento adleriano ha insistido y ha logrado en una época, crear escuelas para la educación de los niños, justamente en la edad crítica de hasta los cinco años. En el niño se puede ayudar a desarrollar el sentimiento social. En el niño perezoso, hacerle comprender que su pereza le hace infeliz y estimular el esfuerzo, en lugar de... por eso siempre insiste...cubrir...las carencias...que las madres que miman a sus hijos, sin darse cuenta estimulan. Porque el niño mimado es el candidato a neurosis más seguro, su estrategia será siempre de ..., nunca de superación, siempre será de superioridad, caprichos, para conseguir lo que quiere,...la mamá...llora, pobre, tiene hambre, le haremos comidita especial, eh,...Y ese niño va haciendo una estrategia donde puede eludir cualquier esfuerzo, consiguiendo controlar a los demás. Su vida va a ser...un intento de control. Naturalmente va a ser infeliz. Va a creer que es feliz aumentando una infelicidad no reconocida, porque la única felicidad, finalmente es...salir de ti, es un mundo donde los otros...son reales, los otros no son medios para tu fin, los otros son...hacia donde desemboca la tarea que da plenitud. ¿Hasta qué punto entran los otros en tu vida?, y los otros no pueden ser papá, mamá, mi pareja y mi niño, soy yo. Si te importa el mundo en el que vives, hay algún placer en servir y ayudar personalmente. En última instancia la tarea del Alma, lo que busca el Alma es...salirse de los límites estrechos...de lo personal.

Adler no presupone ningún tipo de realidades psicológicas profundas que anden por ahí, así como afuera hay mesas adentro hay complejos, no, para Adler todo eso son pollas en vinagre, metafísica pura y dura. Inventarse entidades para explicar los hechos es multiplicar el ámbito de lo que existe. Y si además de los supuestos hechos externos añades entidades misteriosas, invisibles, estás poblando....esto es lo que diría Adler...estás poblando el universo. Para Adler no existe nada de esto, para Adler sólo existe el decurso de la conciencia, y el decurso de la conciencia tiene lo que se ve y lo que no se ve. En un discurso está lo evidente y lo implícito, no quiere decir que lo implícito sea una cosa que anda por ahí oculto, no, lo implícito está al lado de lo explícito ¿se entiende? Es un discurrir...y yo ya todo esto lo expliqué en su momento, hablé de la importancia de las ficciones, de la filosofía de Waissinger, del vivir como si, de que uno nunca reacciona a las cosas sino a lo que uno entiende de las cosas, si tiran una soga pero yo veo una serpiente yo le temo a la serpiente y no a la soga.
Por lo tanto ¿qué son los hechos?, no hay hechos sólo hay maneras de tomarse...el misterio de la vida...a mi no me hable de eso...para Adler no hay realidades, sólo hay movimiento, sólo hay interpretaciones, todas plausibles y provisionales del misterio de la existencia....

No hay nada en la vida, en la existencia, que no esté orientado a un fin, ¡nada!, toda la vida psíquica tiene objetivos, no yo, la vida psíquica tiene objetivos y los objetivos se construyen de acuerdo a la ficción, es decir, a la manera de ver lo que hay. Se necesitan ficciones que son como hipótesis pero hay una diferencia que es que uno hace una hipótesis para descubrir cómo son las cosas, las ficciones no son para descubrir cómo son las cosas, las ficciones son ficciones, pero posibilitan la vida. Todo el mundo vive con ficciones, es que no hay otra cosa que ficciones, no se puede saber, toda explicación de la realidad es una ficción psicológica.

El creer que los átomos existen es una ficción como lo sabemos hoy porque ya está la teoría de las cuerdas, ¡a saber qué son los átomos!, hasta hace cinco años todo el mundo daba su vida por los átomos. Y eso son hipótesis, las ficciones son como hipótesis psicológicas cuyo intento no es probar ninguna realidad sino que son imprescindibles para que la vida se mueva. Toda ficción está sostenida por un objetivo y lo que dice Adler...el objetivo es lo que el yo nunca reconoce...el yo no crea ficciones, el yo emerge como producto de una determinada ficción.

Por lo tanto, el tema de darse cuenta de la ficción...ahí está el inconsciente, el inconsciente no es ninguna zona, lo inconsciente es un discurso. Lo inconsciente es el guión que se está viviendo, no una cosa que está puesta en un cuarto misterioso, ¡es el guión!, ¿van al cine?, ¿han visto teatro?, pues todo lo que está pasando no es al pedo, al menos que esté mal hecho, ¡todo lo que está pasando está puesto a propósito para producir un efecto! Si una obra de arte está creada para un fin, no es una agrupación casual, bueno para Adler la vida es una obra de arte cuyo desenlace finalmente se ve en el último acto.

Y esto lo dice él: en la vida... todo lo que está pasando en el recién acto se entiende en el último...pero nosotros no sabemos cuál es el último acto que nos espera, pero nos dirigimos implacablemente, somos conducidos a él...por aquello que nos tiene cogidos, que es la ficción......y los síntomas son parte de la ficción, las enfermedades no son problemas, para el yo tal vez, pero permiten que se cumpla perfectamente la ficción. Por eso es imposible liberarse de un síntoma porque el síntoma es necesario. Es imposible liberarse de un problema porque el problema es necesario para que se cumpla la ficción... Sólo que hay ficciones neuróticas y ficciones que curan. Pero no se pueden cambiar a voluntad porque el yo que quiere cambiar una ficción es el medio por el cual se cumple esa ficción, ¿cómo va a cambiar?

Porque lo único que presupone es que una posible terapia es una conversación de igual a igual, independientemente, sin apelar a ningún magnetismo, poder sobre el otro, sino a la inteligencia del otro para ir mostrándole lo implícito de su discurso, poder ir mostrándole a dónde sin darse cuenta se está dirigiendo. Sólo cuando la persona puede darse cuenta, entonces puede elegir, y tiene que trabajar, tiene que currar, si no hace absolutamente nada, ese...si me doy cuenta...sigue formando parte de la ficción que sostiene el mismo estilo de vida, lo que hay es un estilo de vida.

Lo inconsciente es la parte que no reconozco del discurso que sostiene mi estilo de vida. Pero no es ninguna entidad misteriosa que ande por ningún lado. O sea que con Adler se simplifica muchísimo todo. En Adler se apela a la inteligencia, a la sensatez, a la capacidad de entender, no se apela a ningún efecto misterioso ni a tocar el cuerpo ni a provocar emociones ni a entrar en trance ni a crear dependencia, ¡ni nada por el estilo! Eso es tratar al otro como un muñeco, ¡no!, se supone que la persona, dándose cuenta de lo que hay, puede elegir.

La ficción se establece en la niñez, dice Adler. Y uno queda atrapado en eso, pero cuando uno es niño su visión del mundo es infantil. Cuando el adulto puede explicitar esto se puede elegir otra visión. Pero el que no la explicite no tiene elección posible. Si, vive en él, atrapado en el juego, ¡es cómo el niño interpretó el mundo!, si el niño interpretó el mundo de tal manera que...si evado la realidad todos lo van a hacer por mi... claro que esto no está declarado racionalmente...esta persona va a vivir una ficción neurótica centrada en el egocentrismo, en tener poder sobre los demás para que le resuelvan la papeleta sin ver que esa misma ficción es enferma, porque no permite que realice el anhelo del Alma...¿de qué?, ¿cuál era el principal anhelo del Alma para Adler?
El sentimiento de comunidad o de participación con la totalidad. En una ficción neurótica no hay desarrollo del sentimiento de comunidad porque es una ficción egocéntrica. No puede haber ningún bienestar ahí. La persona es un parásito. Pero es curioso porque son exactamente las personas...y está lleno de esto, está en todas partes, aquí también, lleno, lleno,...¡parásitos inútiles!,...no digo en términos de productividad social eh,...parásitos inútiles porque no están haciendo absolutamente nada en este mundo,... más que vivir para sí, lo más básico que existe... y aquél anhelo del Alma de conectar con la totalidad no pueden expresarlo porque no tienen por dónde, lo único que existe es anhelo de poder, dominio emocional sobre los demás, en fin, ratificación de la propia importancia...que no la hay...compensación de la inferioridad,...no cumplimiento del anhelo de perfección, sino esquivar el bulto a las tareas principales de la existencia,...eso es típico del neurótico, está esquivando el bulto a alguna tarea esencial de la vida, su neurosis es el medio ideal para esquivar el bulto, siempre es...si no me pasara esto yo podría...¡eso! que haría es de lo que está huyendo sin saberlo. Todo su montaje, todo su sufrimiento viene perfectamente a cuento para evitar el sufrimiento real, que no es el que tiene sino el que elude.

Es lo mismo que cuando una persona dice, mi papá y mi mamá me hicieron lo que me hicieron, pero resulta que tú tienes un hermano que tiene tu mismo papá y mamá y sin embargo actúa completamente distinto de tú. Entonces ¿cómo es posible que la misma circunstancia decante historias distintas?, porque lo que importa no es la circunstancia, la circunstancia sólo es la ocasión para que emerja lo que está en el Alma. Por lo tanto el decir, yo salí así porque mi papá...¡nada!, ¡ni soñarlo!, porque tengo hermano y no salió así y tiene el mismo papá. Pero claro es que...sería una bonita excusa...soy un hijo de puta porque mi mamá,...entonces yo no tengo nada que ver, yo soy el efecto, yo soy el apéndice,...¡pero es que esto es lo que hace todo el mundo!, lo hacen los hijos y lo hacen los padres, y los padres se dicen, yo hubiera vivido de otra manera de no haber sido por mis hijos...y le están lanzando un paquete al niño que es su propio paquete...

Pero aquí Adler tiene razón, ¿es eso o es la manera de tomarse eso? Porque si fuera la manera de tomarse eso, eso sí que es dinámico, no puedes cambiar un hecho, pero la interpretación del hecho claro que cambia. Pero en el neurótico no cambia nunca nada, está todo fijado, por esto es inexorable, el neurótico está clavado en la cruz de su ficción. Clavado, no tiene opción, la opción sólo aparece con el espanto. Si, con el espanto, con el espanto una persona puede llegar incluso a querer tratar de entender la cruz de su ficción. Y sólo esto, y aquí tenemos todo el peso del psicoanálisis, sólo la conciencia libera, sólo la conciencia, ni la fe, ni los pensamientos, ni los rituales, ni el ching chang chung, ni la invocación de nada, sólo el reconocimiento libera.

 

Go to top