Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Artículos y notas

La diferencia psicológica

La Diferencia Psicológica es una de las ideas más fundamentales de una psicología definida como disciplina de la interioridad. Introducida por Wolfgang Giegerich en 1978, el término delinea la diferencia entre lo personal, el sujeto empírico, esto es, el ego, y “el alma.” Similar, aunque sólo de una manera formal, a la idea de Heidegger de la diferencia ontológica,  se construye en base a la idea de Jung  de una psique objetiva y demarca una diferencia teórica entre la ego-consciencia cotidiana y la constitución lógica o sintaxis de esta consciencia.

La consciencia ingenua

“Hemos intentado muy duro aprender que las cosas externas no son como se nos aparecen a nosotros -- ¡bien, entonces! Lo mismo se aplica al mundo interno!”

Friedrich Nietzsche, Daybreak 116

La colonización psiquiátrica de la vida

En las últimas décadas se ha producido una transformación de las necesidades y demandas sanitarias de la población así como de la oferta que se realiza desde los servicios de salud. El ámbito de la medicina moderna se ha expandido y ahora abarca muchos problemas que antes no estaban considerados como entidades médicas. Este proceso de medicalización ha colonizado una gran variedad de manifestaciones como las fases normales del ciclo reproductivo y vital de la mujer (menstruación, embarazo, parto, menopausia), la vejez, la infelicidad, la soledad y el aislamiento por problemas sociales, así como la pobreza o el desempleo.

La cocina del alma

La psicología contemporánea ha recuperado el antiguo lenguaje e ideas de los alquimistas bajo la premisa de que la obra alquímica, la transmutación del plomo en oro, se refiere más bien a un proceso psicológico que a un asunto literal en el que el metal físico cambia sus propiedades físico-químicas para convertirse en otra cosa. Uno de sus lemas, aurum nostrum non est aurum vulgui (nuestro oro no es el oro vulgar) refleja que su preocupación o búsqueda no era la que creen muchos.

El objeto de la Psicología

El título de este libro, “La Tecnología y el Alma” une dos términos que son como la tiza y el queso. ¿No es acaso la tecnología lo opuesto mismo del alma, es decir absolutamente desalmada, fría, abstracta, el resultado de las maquinaciones del ego? Puesto que este libro difícilmente puede tener el propósito de provocar una complexio oppositorum, algo que no puede hacerse mediante la reflexión teórica y un conjunto de ensayos, el “y” entre los dos términos requiere alguna explicación.

El retorno del alma al mundo

No hace mucho tiempo el trastorno del paciente estaba solo en el paciente. Un problema psicológico era considerado intra-subjetivo, y la terapia consistía en reordenar la dinámica de la psique interna. Complejos, funciones, estructuras, recuerdos, emociones..., la persona debía ser readaptada, liberada, desarrollada en su interior. Más recientemente, con las terapias de grupo y las terapias de familia, el trastorno del paciente fue localizado en sus relaciones sociales: el problema psicológico era considerado inter-subjetivo, y la terapia consistía en reordenar las psicodinámicas interpersonales en las relaciones entre los compañeros, o entre los diversos miembros de la familia.

El magnetismo de las neuroimágenes

El cerebro se ha convertido en el centro de explicación de los asuntos humanos. De pronto, es como si todo dependiera del cerebro y no fuéramos más que "un montón de neuronas", como decía Francis Crick en 1994, al presentar la hipótesis revolucionaria para el siglo XIX, según lo cual "Usted, sus alegrías y sus penas, sus recuerdos y sus ambiciones, su propio sentido de la identidad personal y su libre albedrío, no son más que el comportamiento de un vasto conjunto de células nerviosas y moléculas asociadas" (Crick, 1994, p. 3)

El eterno triángulo

Las relaciones triangulares son una dimensión arquetípica de la vida humana. De una forma u otras, nunca escapamos de ellas. De hecho tendemos a manejarlas bastante mal cuando aparecen en nuestras vidas. Esto es comprensible, porque los triángulos normalmente evocan emociones muy dolorosas, sin importar en qué lugar del triángulo nos encontremos. Tendremos que hacer frente a sentimientos como los celos, la humillación y la traición.

Sintaxis

Un hombre mirando fijamente sus ecuaciones dijo que el universo tuvo un comienzo.

El camino de la Luna

Se trata de un regreso al hogar, a la patria mítica, allá donde los sueños, la poesía y el ser esencial se encuentran. Un proyecto de recuperar al ser nocturno que guarda el recuerdo de nuestros orígenes, la memoria de los sueños, los sueños para la memoria.

Páginas

Suscribirse a Canal de noticias de la página principal
Go to top